TALAT

bms

Las siglas BMS vienen del inglés Building Management Systems y se refieren a los sistemas de gestión inteligente de los edificios. A menudo, los sistemas BMS se integran con sistemas de automatización, es decir, que domótica y control van de la mano para, entre otros beneficios, mejorar la eficiencia energética de las instalaciones de un edificio o vivienda.

En la actualidad, cada vez es más común pensar en los proyectos de ingeniería y construcción de manera integral, buscando soluciones para resolver aspectos como la necesaria transición energética en el sector de la edificación que vayan desde la proyección hasta el final de la vida útil de la construcción. Los sistemas BMS juegan un papel muy importante en la optimización del uso de las instalaciones, lo cual deriva no solo en un notable ahorro energético, sino que también tiene otras ventajas.

Qué son los sistemas BMS

Los sistemas de gestión de edificios también se conocen en el sector, a veces, como BAS (Building Automation Systems -sistemas de automatización de edificios), DDC (Direct Digital Control -control directo digital) o, con frecuencia, BMCS (Building Management and Control Systems). En cualquier caso, aunque se utilice sistemas BMS como término más genérico, merece la pena tener en cuenta esa relación directa entre la gestión de edificios y la automatización y control de las instalaciones que sí se explicita en otras denominaciones.

Los sistemas BMS pueden definirse como sistemas de control que se utilizan para monitorizar y gestionar las aplicaciones eléctricas, mecánicas o electromecánicas de una edificación. Una planificación BMS básica incluye el software de gestión de edificios y diversos dispositivos dotados de sensores inteligentes capaces de recopilar datos y mandarlos al sistema central. Los datos se guardan y cotejan con una serie de parámetros predefinidos para comprobar que se mantienen. A menudo, a este conjunto de software y hardware para el control y la supervisión de datos se le denomina SCADA (Supervisory Control and Data Acquisition -supervisión, control y adquisición de datos).

El objetivo es contar con un sistema de datos centralizado desde donde se pueda garantizar la seguridad de las instalaciones, se ofrezca confort y bienestar, y se optimice la eficiencia y uso de los dispositivos o subsistemas que se monitorizan con la tecnología BMS.

Tipos de sistemas BMS

Existen diversos subsistemas que se pueden controlar con tecnología BMS. Uno de los más comunes es el HVAC, es decir, la calefacción (Heating), ventilación (Ventilation) y el sistema de aire acondicionado (AC). La humedad, temperatura o presión atmosférica de los espacios se controla con el sistema BMS de manera que, si se superan determinados límites, se activa una alarma.

Otros sistemas que se pueden controlar con un software de gestión centralizada son los extractores de humo o los recolectores de polvo; en estos casos, el sistema BMS puede advertir de posibles averías o identificar unidades que requieren un mantenimiento específico.

Los sistemas BMS también se utilizan para gestionar los circuitos de ACS (agua caliente sanitaria) o de agua fría. Aquí, además de controlar la temperatura, se monitoriza la distribución y otros aspectos como la presión del agua.

En los edificios gestionados por BMS, también es común la monitorización de la instalación eléctrica, desde el consumo hasta el estado de los enchufes e interruptores.

En cuanto al control de la iluminación, por lo general, los sistemas BMS suelen combinarse con sistemas de iluminación inteligente que cuentan con sus propias tecnologías de control y monitorización como, por ejemplo, el protocolo o sistema Dali.

Cómo contribuye la tecnología BMS a la eficiencia energética en edificación

Se calcula que los subsistemas susceptibles de ser gestionados por tecnología BMS representan aproximadamente el 40% del consumo energético de un edificio; un porcentaje que se acerca al 70% si se incluye la iluminación. Pero, precisamente, una de las principales ventajas de implementar sistemas BMS para la gestión de las instalaciones de un edificio es la mejora de la eficiencia energética.

La monitorización en tiempo real de los sistemas BMS nos ofrece datos que nos ayudan a hacer un uso más eficiente de las instalaciones. Esta información nos permite programar los sistemas para que sean más productivos con menos recursos, lo cual supone un ahorro energético y la reducción de costes.

Esta disminución de los costes no se produce solamente a nivel operativo, sino también en la inversión en estos sistemas. El control que permite un BMS ofrece una visión global del funcionamiento de los subsistemas, pero también de cada uno de sus componentes. Así, con la monitorización de estos elementos y el análisis de datos, se fomenta el mantenimiento preventivo. Resulta más sencillo detectar posibles deficiencias, evitar averías y alargar la vida útil de los sistemas.

Al ahorro energético debido al uso eficiente de los sistemas y su mantenimiento, hay que sumar la mejora de la calidad de vida. La reducción de costes y la eficiencia también sirven para ofrecer mayor bienestar a las personas que habitan los edificios gestionados por sistemas BMS. Además, mantener su buen funcionamiento equivale a ofrecer confort y condiciones seguras y saludables.

En TALAT somos especialistas en diseñar e implantar sistemas BMS personalizados para cada proyecto. Hemos desarrollado nuestros propios sistemas para la digitalización y gestión inteligente para diversos proyectos, algunos incluso de gran envergadura como el Centro de Tenis de Rafa Nadal o con un alto nivel de innovación tecnológica como en el hipogeo realizado para el nuevo Estadio Santiago Bernabéu.

Estos son solamente algunos ejemplos de los trabajos en los que hemos introducido sistemas BMS. Si quieres saber más o ver cómo este software de gestión inteligente te puede ayudar en tu proyecto, ponte en contacto con nuestro equipo y te atenderemos encantados.

Leave a Comment

Rellena este breve formulario para descargar nuestro PDF